martes, 2 de marzo de 2010

Formación tecnológica en escuelas

Todos estamos de acuerdo en que la formación continua de la escuela es algo imprescindible para un cambio (a mejor) y mejora de la escuela. En esta nuestra sociedad de la información las necesidades de formación de los ciudadanos, no sólo de los profesores, se tienen que prolongar a lo largo de la vida. He aquí la importancia que tiene la formación continua para hacer frente a cambios profesionales y no profesionales (ocio por ejemplo).


Y en las escuelas todo se tiene que revisar. Tanto objetivos de los programas, infraestructuras físicas y tecnológicas, la organización, materiales, metodología. Todo cambia. Estos cambios hacen que sea necesario por parte del profesorado el adquirir unas nuevas competencias profesionales que, si no se tienen, hay que aprender. Para esto no sólo hace falta formación continua. Hace falta una buena planificación para sacar a los que están en el fondo de la brecha digital y que alcancen a los que están fuera de ella. Y es justo lo que no se está teniendo. Empezando porque en los colegios públicos muchas veces los cursos (inglés y tecnología) se realizan para adquirir una mejor situación laboral. Y siguiendo porque están mal planteados. Es absurdo que alguien intente aprender a utilizar una pizarra digital interactiva si no sabe utilizar un ratón en condiciones. No tiene ningún sentido que alguien se apunte a un curso de diseño de páginas web si no sabe ni buscar en Google lo que quiere encontrar. Y son dos casos mucho más comunes de lo que os podéis imaginar.

¿Qué hacemos entonces? Porque el desarrollo de los docentes, entendido como actitud hacia el aprendizaje continuo y la innovación como su puesta en práctica, es decir, la formación permanente recibida (Murillo 2008:14) es un factor imprescindible para la eficacia escolar. Y es un factor que hoy por hoy, está fallando desde la base. Creo que alguien debería plantear distintos niveles de formación. Un nivel superior de formación continua (pizarras interactivas, web 2.0, webquest, etc) y un nivel básico de capacitación. Quién no esté preparado para el nivel superior deberá alfabetizarse (tecnológicamente hablando) previamente. Mientras esto no pase, esta formación será lo que es hoy. Un desastre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta todo lo que quieras