jueves, 22 de octubre de 2009

Seguid hambrientos, seguid alocados

Este post está dedicado a Manuela. Sé que el anterior post ha sido irreverente pero no iba con mala intención. De hecho admiro mucho a Jobs, a Wozniak y hasta, esper que nadie me lea, a veces a Gates. Han sido capaces de montar imperios desde un garaje. Aunque son pocas veces, que conste. Lo que pasa es que muchas veces la ironía me puede y soy muy muy políticamente incorrecto.

Así pues, como homenaje al flacucho y a todos los que le admiramos, sirva este video para ver de quién estamos hablando.


3 comentarios:

MVera dijo...

Gracias por la dedicatoria del post. Yo, que soy de lágrima fácil, me emocioné la primera vez que ví este video. ¿será marketing en gran parte? ¿Realmente Jobs es una nueva Cenicienta digital con un imperio informático en vez de un príncipe?

Sergio García dijo...

Una cosa es que lo haya escrito él y otra que es efectivo al máximo.

Y de Cenicienta nada... no es el emperador Gates pero dista mucho de llegar sus campanadas. Apple está justo donde quiere estar, dominando el mundo de los gadgets (IPhone, Ipod) y en el tope de gama de los ordenadores personales. Mac nunca quiso llegar a cuotas de ventas como los PC. No lo necesita.

Estíbaliz dijo...

Yo no soy una experta en las nuevas TIC (antiguas NNTT), y no tenía el gusto de conocer a Steve Jobs, pero sí que me muevo un poco en el mundillo de la Educación, y os aseguro que como "Intento de Educadora" que me considero, me hubiera encantado que en mi Graduación alguien me hubiera dicho algo del estilo.

Creo que puede ser relativamente fácil sacarse una carrera vinculada a la Educación, pero creo que es mucho más difícil saber lo que es realmente "extraer todo el meollo a la vida" (como también diría el profesor J.Keating).

Este señor da con este discurso una lección no sólo de vida, que sin ninguna duda es fundamental, sino de lo que un Educador debe tener en mente a la hora de "EDUCAR", sea en una aula real, un aula virtual, la calle como aula, o incluso el ocio o la vida como aula...

Impresionante discurso para alguien que, por su falta de formación, "supuestamente" no merece la atención de Doctores y Eminencias Educativas Mundiales. Yo, más humilde en el campo educativo, me quito el sombrero.

Publicar un comentario en la entrada

Comenta todo lo que quieras